Discapacidad intelectual

Javi es de Málaga, tiene síndrome de Down y un paladar exquisito. Nos cuenta que a menudo en el restaurante el camarero se dirige al acompañante para saber qué quiere tomar. Javi agradece poder comunicar directamente lo que desea, le encanta escoger y decidir. Cuando te diriges con normalidad a una persona con discapacidad intelectual, potencias su autonomía y fomentas la inclusión.