Discapacidad mental

“La primera vez que coincidí con Enrique en la cadena de montaje estaba bastante tenso; al saber que tenía una discapacidad mental al mínimo gesto me asustaba”. A menudo el desconocimiento y los prejuicios que existen acerca de este tipo de discapacidad suelen conducirnos a adoptar actitudes de alerta o incluso de rechazo. La confianza que la empresa deposita en las capacidades de Enrique para realizar su labor ha hecho que sus compañeros lo acepten y que él se sienta realmente integrado.