26 agosto, 2021

La selección inclusiva, puerta de entrada al talento

La diversidad forma parte de manera natural en nuestra organización, pero el camino hacia la inclusión no siempre es sencillo ni está libre de obstáculos. Muchas de las barreras que existen a la hora de aprovechar todo el potencial de la diversidad las encontramos en los propios departamentos de recursos humanos, vía de entrada del talento en nuestra organización. ¿Está siendo tu organización inclusiva en los procesos de selección? ¿O estaría en el 92% de las empresas que no podría asegurarlo*?

Una selección inclusiva es aquella que prescinde de las etiquetas de las personas (edad, discapacidad, género…) o, mejor dicho, de todo aquello que es “visible” y que se situaría en la superficie del iceberg.

Frecuentemente surgen, en el momento de la entrevista, diferentes barreras, muchas de ellas relacionadas con el desconocimiento y los prejuicios, factores que nos generan miedo y nos ponen en guardia. Ciertamente algunos mitos en torno a la discapacidad no ayudan a disolver estos temores:

  • “Tienen una tasa de ausentismo más alta”
  • “Solo pueden hacer un trabajo básico no cualificado”
  • “No son tan productivos como sus compañeros de trabajo”
  • “Cuestan más reclutar, capacitar y emplear”
  • “Reducen la productividad de sus compañeros de trabajo”

Sin embargo, cuando nos sumergimos en la verdadera diversidad de la persona candidata, aquella relacionada con sus habilidades, formación o experiencia, nos damos cuenta de que esa es la que aporta un valor diferencial a nuestra empresa. No adoptar una mirada que incluya todas sus dimensiones, que valore la riqueza de sus diferencias y, en consecuencia, su unicidad, no es una cuestión de insolidaridad, sino de coste de oportunidad para la organización.

En su camino hacia la plena inclusión, las empresas deben acercarse ante todo a la discapacidad y a la manera de normalizarla. Tras este primer paso, desde Fundación Eurofirms ayudamos a identificar las posibles barreras, como pueden ser los prejuicios o la influencia de los sesgos. Nuestro propósito es adoptar una mirada inclusiva y respetuosa, poniendo la persona en el centro, y evitando actitudes sobreprotectoras y paternalistas; un enfoque que va dirigido a fomentar la autonomía de las personas con discapacidad.

Uno de los aspectos clave es acompañar a las personas responsables de los recursos humanos a gestionar la discapacidad en las distintas fases del proceso de selección, tanto en la fase previa de atracción, como en el proceso de selección y posterior ciclo de vida en la organización.

Proporcionamos las herramientas necesarias para aprovechar todo el talento diverso que llama a tu puerta, ¿te podemos acompañar?


Irene Martínez
Development Consultant | Fundación Eurofirms